Archivo de la categoría: Citas


doblégate

que nada puede salvarme de mí mismo

y que tampoco nada es suficiente:

lo vivido lo roto lo que insiste

jamás este poema

“(Animales equívocos)”

Compendio de historia natural

Jorge Gustavo Portella

Anuncios
Etiquetado

Fuga de la Muerte – Paul Celan


Hoy me madrugaron con un poema, por cierto, uno de mis maestros de la Católica, universidad a la que pertenecí de a ratos y sin formalidades. Paul Celan es uno de esos poetas que he dejado a un lado siempre que se me presenta… pero después de esto, creo que me voy a dedicar a leerlo con más profundidad.

Fuga de La Muerte tiene imágenes muy poderosas, terribles y bien plantadas. Pese a lo duro que puede ser el poema, siento que la palabra es sensata, limpia y elegante ante la guerra.

Pueden descargar sus textos aquí

 

Fuga de la Muerte

Leche negra de la madrugada la bebemos al atardecer

la bebemos al mediodía y  por la mañana la bebemos de noche

bebemos y bebemos

Cavamos una fosa en el aire donde no hay estrechez

En la casa vive un hombre que juega con las serpientes que escribe

que escribe al oscurecer a Alemania tu cabello de oro Margarete

lo escribe y sale a la puerta de casa y brillan las estrellas silba llamando a sus perros

silba y salen sus judíos manda cavar una fosa en la tierra

nos ordena tocad ahora para el baile

Leche negra de la madrugada te bebemos de noche

te bebemos por la mañana y al mediodía te bebemos al atardecer

bebemos y bebemos

En la casa vive un hombre que juega con las serpientes que escribe

que escribe al oscurecer a Alemania tu cabello de oro Margarete

Tu cabello de ceniza Sulamith cavamos una fosa en el aire donde no hay estrechez

Grita los unos cavad más hondo en  la tierra  y los otros cantad y tocad

agarra el hierro del cinto lo blande sus ojos son azules

hincad más hondo las palas los unos y los otros volved a tocar para el baile

Leche negra de la madrugada te bebemos de noche

te bebemos al mediodía y por la mañana te bebemos al atardecer

bebemos y bebemos

un hombre vive en la casa tu cabello de oro Margarete tu cabello de

ceniza Sulamith él juega con las serpientes

Grita tocad más dulce a la muerte la muerte es un Maestro de Alemania

grita tocad más oscuros los violines luego subiréis como humo en el aire

luego tendréis una fosa en las nubes donde no hay estrechez

Leche negra de la madrugada te bebemos de noche

te bebemos al mediodía la muerte es un Maestro de Alemania

te bebemos al atardecer y por la mañana bebemos

y bebemos la muerte es un maestro de Alemania su ojo es azul

te alcanza con bala de plomo te alcanza certero

un hombre vive en la casa tu cabello de oro Margarete

contra nosotros azuza sus perros nos regala una fosa en el aire

él juega con las serpientes y sueña la muerte es un Maestro de Alemania

tu cabello de oro Margarete

tu cabello de ceniza Sulamith.

 

Etiquetado ,

“Un escritor va publicando sus libros, va pasando el tiempo, encuentra nuevos temas, sus libros son celebrados; sus libros se hacen distintos; cambia de un libro a otro; encuentra nuevos contenidos para sus novelas, nuevas formas; está feliz porque su literatura crece, se ensancha, avanza; pero en realidad lo único que está pasando es que se está muriendo. Lentamente y sin que socialmente se note sino todo lo contrario; socialmente es apludido el ensanchamiento temático y formal de la obra de ese escritor y su prestigio es enorme; pero, biológicamente, lo único que está pasando, lo único real que le está pasando es que se está muriendo”.

Manuel Vilas (Via Miguel Marcotrigiano por FB)

Sobre la edad de los escritores – Manuel Vilas

Etiquetado , ,