Señales


El tambor recuerda a la rabia
acallada con la paciencia
despierta las articulaciones
devuelve a las coyunturas
las maldiciones contenidas
de años pasados

No es odio
es solo un espíritu
que se remueve como sierpe
envenenando placer
recordando el chamuscado de los otros

Se rechinan los dientes
saborea el aroma ficticio
remembrante de los que desean
que el que te espera
te venga a buscar

El tambor resuena
llamando al otro
a la pelea de su vida
mis huesos lo presienten.

Anuncios
Etiquetado , , , ,

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s