Era fácil


Amar era tan fácil
Era como una resma de hojas blancas
Perfumadas y prístinas
deseosas a que la máquina de escribir
marquen de tinta y verbo
De errores y correcciones
De historias perfectas e inconclusas
Así como nuestro tiempo
Tan fácil como tomar la hoja mala
Convertirla en un manojo arrugado
Y tomar una hoja nueva
alinearla en la máquina
Volver a comenzar

Anuncios
Etiquetado ,

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s