Este chavismo… al mejor estilo Bimbita


VENEZUELA-ELECTION/

Estoy preocupado por mi presidente. Después de 14 años de consolidación de la revolución bolivariana, que no ha terminado de cuajar por cierto, el pueblo le dio una nueva oportunidad de gobernar seis años más, sin pensar en lo delicado de la salud del presidente. Hoy que es el día de la toma de posesión, no puede venir porque su salud es delicada, lo cual debe ser bien en serio porque, los que lo conocemos bien, Hugo Chávez (de ahora en adelante, el tipo) no se pela un bochinche de estos.

El oficialismo se pregunta por qué estos desean que el tipo no vuelva más, si la profundización de la revolución está en vilo. Supongo que es porque la mayoría de ellos están viviendo el sueño de la cenicienta, buchones de dólares y bolívares, con escoltas, con mercado en la casa con la casa en Alto Prado incluida, viajes, es más, hasta la salud del presidente, pagada por los bienpendejos de los venezolanos.

A todas estas debo reconocer que sí, el presidente está enfermo, porecito él y tal; pero, yo después de 14 años de gobierno, no le veo la tostada a la revolución, ni con la tentación de meterme a chavista. Desde el día que vi al golpista, con mi corta edad, el tipo degeneró cualquier tipo de empatía que pueda tener por él, mucho más cuando vi los periódicos de esos días, donde veíamos al muertero a causa de las cabronadas de los militares alzados. Confianza nos piden, fe nos piden, pero no se merecen ni el agua.

Si me preguntan, la desmarcada del tipo hace que todo esto se ponga peor. Para mí, la atomización del chavismo es inminente si el tipo no se recupera. Sin embargo, la jugada está preparada para seguir destruyendo este país a través de los monigotes políticos del tipo (si a Fidel le funcional con Raúl, por qué no le va a funcionar al tipo con Diosdado y Nicolás) y de buena fe, estoy apelando a los buenos oficios de la ambición y la arrogancia de estos políticos para que este castillo de naipes se lo lleva la brisa.

Pero ver para creer muchachos… ver para creer. Yo ya no creo en las marchas y protestas, porque siempre salimos de carne de cañón para la clase política, que por demás está pasada de tibia, y son incapaces de prender un peo en la asamblea, reducidos a nada a punta de gritos y maldiciones de los diputados ñangarosos del PCV; claro, con sus biencontadas elecciones. Sólo nos queda esperar, así como espera el chavismo, de ver que tan fuerte es la brisa.

Chávez no vuelve más. El chavismo es una ilusión, una ilusión que tiene todas las gobernaciones y los poderes. Veamos qué es lo que finalmente ocurre.

PD: Bimbita era un tipo que conocí en mis años de Así es La Noticia. Llevaba una columna que al principio me pareció incomprensible. Con el tiempo, cuando frecuenté la calle y tuve la oportunidad de tener un contacto más cercano con el barrio, me di cuenta que existía una jerga sumamente informal que poco a poco fue entendiendo, y así comprendiendo la columna de “La Voz de Bimbita”, que con el tiempo desapareció, luego de la salida de Ernestina Herrera la redacción. Escribiendo esto me acordé de él (por supuesto, no le llego ni a los talones… pero de esto se trata no… intentarlo) y decidí escribir en este tono, porque además de informal, todo el tema de pana y tal lo que es, es un chiste…

Anuncios
Etiquetado , , , , ,

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s