La balada de Jesús Jacarero


Jamás habréis visto a un joven tan raro
de madre judía, padre un pajarraco.
Con José el fijador bien no me llevo
pero los discípulos, y el calvario brindemos.
Si alguien pensará que no soy divino
no beberá gratis mientras hago el vino,
sino agua, y ojalá sea una clara
cuando el vino otra ves agua se haga.
Adiós, digo adiós! Escribid lo que he dicho
y contad todo quisque que resucité de entre los nichos.
La querencia no falla, y volaré por dios!
Sopla brisa en Olivete – adiós, digo adiós!

extraído de El Ulises de James Joyce.

Anuncios
Etiquetado

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s